• Involuntary, es un actual movimiento artístico creado por los británicos Millree Hughes y Paul Conneally, y aterrizado en México, gracias a al Salón dès Aztecas bajo la curaduría de Aldo Flores.
  • Esta enorme Galería Pública se inaugura el 7 de septiembre de 2019 a las 21 horas en los pasillos subterráneos del Metro Hidalgo, y permanecerá hasta el 2020. 

Este septiembre el Metro de la Ciudad de México cumple medio siglo de haber iniciado su recorrido por debajo de la epidermis de asfalto de esta urbe. Hace 50 años la inauguración de la Línea 1 –que inició de Zaragoza a Chapultpec– fue todo un acontecimiento de modernidad, y este 2019 también pretende serlo con las propuestas culturales que el Sistema de Transporte Colectivo Metro y la Secretaria de Cultura de la CDMX tiene preparadas como la muestra Involuntary México, que se exhibirá en la estación Hidalgo a partir del 7 de septiembre.

Este subterráneo que abarca 18 mil metros cuadrados de espacio entre la Línea 2  y su correspondencia con Línea 3, se convertirá en la galería pública más grande del mundo en la que se desplegarán cerca de mil fotografías de 500 artistas de más de 50 nacionalidades de diversas ciudades de América, Asía, África y Europa. En las nueve entradas, los pisos intermedios, los túneles y los andenes del Metro Hidalgo, se podrán ver y escuchar las obras que integran Involuntary, un actual movimiento artístico creado por los británicos Millree Hughes (artista digital) y Paul Conneally  (poeta interesado en las formas de versificación del haiku), y aterrizado en México, gracias a las sugerencia del Salón dès Aztecas liderado por el mexicano Aldo Flores (artista y curador). Sus creadores británicos estarán en la inauguración junto con un centenar de artistas mexicanos que también participan en esta impresionante muestra.

Involuntary es un movimiento artístico en el que el concepto de arte en pintura, escultura y música, se crea de manera natural y espontánea a través de la mirada/observación de los creadores por las calles, ciudades, bosques, ríos, mares, montañas y campos por los que deambulamos, convirtiendo el mundo en fragmentos de arte-involuntario como una enorme galería urbana de fresco aliento a nivel global.

Invonluntary –un término creado por Hughes—nació en 2013 primero como página de Facebook en la que los artistas comparten fotografías como si fueran pinturas de su observación por el mundo: salpicaduras de agua o pinturas en las paredes, grafiti parcialmente borrado, moho, marcas de daños en las calles, residuos pegajosos, huellas de caracoles, trozos de materiales, etcétera, que se unían de tal manera como si se tratase de una pintura moderna, pero que fueron formadas involuntariamente.

En la información de la página Involuntary Painting se preguntan: ¿Con todos los cambios que se han generado en el arte contemporáneo en los últimos 100 años, ¿qué -dentro y fuera del mundo- podría confundirse con una pintura?  En otras palabras, si tú fueras un visitante alienígena o un robot ¿cómo entenderías los criterios por los cuales se califica el arte? ¿Podrías atribuir erróneamente como una pintura a una superficie, objetos, cosas que no pretenden ser arte, pero que a través de algún proceso, el tiempo o la descomposición, o que con cierto tipo de abuso se han convertido en “obras involuntarias”? 

En la página los administradores Millree Hughes ( 1960, Gales, Reino Unido) y Paul Conneally ( 1959, Sheffield, Reino Unido), se reservan el derecho de eliminar publicaciones que no crean funcionen como arte. Posteriormente la pagina dio espacio a la música bajo el mismo concepto: es el viento, el agua cayendo en un río, las voces en un vagón del metro, los animales de un bosque o el silencio de la noche lo que podría construir una sinfonía. Ahora cuentan con su propia página de Involuntary para escultura en la que se colocan objetos azarosos, deteriorados, materiales que obstruyen la calle, objetos olvidados en la aceras, cosas que antes funcionaban y hoy son completamente un arte involuntario.

En su muro Hughes y Conneally ya anuncian esta exposición emocionados por compartir su proyecto en la Ciudad de México. “Pensamos que llevar Involuntary pintura, escultura y música es importante para el público cosmopolita de la Ciudad de México. Tenemos fe en que lograremos un nivel de éxito sin precedentes y haremos historia trabajando con el Salón dès Aztecas que lleva 30 años creando e impulsando proyectos culturales a gran escala en zonas rescatadas de esa Ciudad. Ser parte de las celebraciones del 50 aniversario del metro y estar en la estación Hidalgo, uno de los puntos más importante del centro histórico de la antigua Tenochtitlan, hace justicia al concepto de involuntario para que también el público logré transformar su viaje en una experiencia instintiva”.

La muestra estará integrada por decenas de fotografías de 1.20 por 90 centímetros; dípticos de un metro de largo por dos de ancho; y murales de tres metros de alto por 15 de largo, que serán colocados por todos los 18 mil metros cuadrados que abarca esta estación. La música involuntaria podrá escucharse a través de las pantallas colocadas en los andenes de la estación a través del sistema ISA TV.

El proyecto del Sistema de Transporte Colectivo Metro fue una propuesta de la constructora ICA a cargo del ingeniero Bernardo Quintana Arrioja en los años cincuenta, y tras sus 115 modernas estaciones subterráneas, Juan Villoro, en su libro El vértigo horizontal. Una ciudad llamada México, escribió que “La ciudad es el cielo del Metro” advirtiendo que “el subsuelo es nuestra última frontera… el futuro hacia el origen… todas las flechas apuntan abajo”.

Involuntary México será una galería pública para todos los usuarios que accedan al Metro por la estación Hidalgo… después de todo ¿Qué es el Metro? si no un sistema pleno de emociones y complejidades involuntarias como el arte.

Author

Write A Comment